COSER UN CIERRE METÁLICO A LA VISTA O EXPUESTO

Publicado el : 23/12/2017 10:09:34
Categorías : Blog de costura

Este tipo de cierres comenzó a ser tendencia hace unas temporadas atrás y tuvo tanto éxito que actualmente ya se lo adaptó como la terminación de las más conocidas y elegidas para darle un toque descontracturado a los vestidos rectos, jackie o acampanados.

Son muy bonitos, pero colocarlos, tiene su ciencia y algunos pasos más que un cierre convencional con tapeta o invisible. Lo que lo distingue de los otros y lo hace más sofisticado en cuanto a pasos, es que en su caso lo que queremos es dejar a la vista los dientes metálicos y unos milímetros de su cinta a cada lado. Otra de sus particularidades es que justo donde empieza, debemos hacer una terminación cuadrada. Pero no se asusten, que ya vamos con la explicación!

Si se trata de un vestido, o una falda, y el cierre va justo en la espalda o en la costura de espalda, lo que debemos hacer es obviar el piquete de la altura de ubicación del cierre y hacer toda una costura recta dejando un centímetro de margen de costura. Recomiendo remallar los márgenes por separado antes de hacer esa costura.

Luego, plancharemos abriendo las costura hacia los lados.

Ahora, mediremos donde comenzará el cierre y marcaremos con tiza. Juntaremos los márgenes y recortaremos los que irán con el cierre. Esto se hace para evitar abultamientos.

Aparte, cortaremos una tira de la misma tela o de forro 4 centímetros más larga que el cierre y con un ancho de 5 centímetros.

Esta tira la posicionaremos por el derecho y coseremos un rectángulo por encima. El ancho de este rectángulo debe ser de 2 centímetros aproximadamente porque debemos calcular que se deben ver los dientes del cierre y algo de las cintas en ambos lados.

Seguidamente, abriremos la costura que hicimos al principio - la de la unión de piezas- desde el revés con la tijera o el cortador. Comenzaremos desde el escote hasta donde comienza el cierre, es decir, la chapita. También haremos cortes en diagonal en el principio del rectángulo, cuidando de no cortar ninguna puntada.

Una vez que hicimos todos los cortes, giraremos esa pieza hacia el lado revés de la prenda y nos ayudaremos con la plancha para asentar bien los dobleces. Este proceso, verán, es muy parecido al de bolsillo ojal o al de bolsillos con cierres.

Desde el derecho podrán apreciar una perfecta abertura para colocar el cierre del debajo y coser los laterales con un pespunte muy junto al margen/doblez para mayor prolijidad.

Hecho ese pespunte, solo falta planchar y ya tendremos nuestros cierre colocado perfectamente!

Share

Añadir un comentario

 (con http://)