Si necesitas ayuda, clic aquí

consejos para coser abrigos

visibility999 Vistas comment0 comentarios person Publicado Por: list En: Blog de costura

Cuando empieza el invierno es necesario estar preparado para las bajas temperaturas con un buen abrigo hecho a la medida. En ese sentido es posible coserlos para modificarlos y hacerles los arreglos necesarios.

 

Con el fin de que sepas cómo coser tus abrigos, te presentamos 7 consejos útiles y prácticos:

 

1- Planifica lo que vas a hacer antes de coser

 

Los abrigos son una de las prendas más complicadas de trabajar por todas las técnicas de costura que existen, la entretela que le vas a poner y el lugar donde va, aparte de ver bien si necesitas hacer un tejido entrelazado para que el abrigo sea más caluroso, o si debes ponerle una capa interna que sirva de apoyo. 

 

Por esa razón es útil hacer un plan lo más detallado posible, que contenga todos los detalles relacionados con los materiales, los pasos a seguir y las metas que se quieren alcanzar.

 

2- Ten presente la facilidad de uso

 

Es un poco difícil coser un abrigo que sea fácil de usar, por lo que se recomienda usar guías de tallas para tener una mejor idea de que significa "semi-ajustado", "apretado", etc. Aparte, es aconsejable revisar las medidas del abrigo que hayas cosido, de manera que puedas usar la ropa que siempre llevas puesta con comodidad.

 

Ya que los abrigos se suelen usar con otras prendas de ropa encima, lo que hace que uno ande con varias capas de ropa, es importante que los abrigos sean fáciles de usar. Por ello, es importante tomar las medidas correctas de modo que lo puedas utilizar sin problemas junto con sweaters y camisas.

 

Del mismo modo hay que coserlo bien para que no se rompa cuando te sientes o camines muy rápido, más que todo si usas telas delicadas.

 

3- Considera el peso que va a tener tu abrigo

 

Muchas veces a uno se le olvida que todo lo que se le agregue a un abrigo termina sumando más peso a la prenda. Ya sea el recubrimiento, la entretela, el revestimiento o la tela en sí, todo hace que el abrigo sea más pesado.

 

Aunque haga mucho frío no es fácil andar por la calle con un abrigo muy pesado, por lo desgastante que puede resultar, así que es importante recordar el peso del abrigo, si le vas a poner un recubrimiento ancho y pesado.

7-consejos-para-coser-abrigos-1

4- Prueba los materiales en conjunto

 

Agarra todas las telas que vayas a usar y ponlas en la mesa, una encima de la otra como si fuera un sándwich. Si te parece que se ve muy grueso, considera quitar una o dos telas. Ten en cuenta que si el resultado de juntar las telas es muy pesado, tienes que revisar si la tela que estás trabajando tiene suficiente acolchado, en caso de que decidas no tejer de forma entrelazada

 

Esta técnica también te puede servir cuando tengas que decidirte entre diferentes tipos de ojales, y para evaluar si aplicar costura de almohadilla o una costura entrelazada.

 

5- Escoge un recubrimiento que dure y te abrigue

 

Resulta un poco fastidioso cuando los recubrimientos resultan ser delicados y hay que cambiarlos después de unas cuantas temporadas. Por eso, hay que considerar que los revestimientos o forros muy delgados, son propensos a romperse en las partes donde hay más movimiento como las mangas y la espalda. Para evitar esta situación, busca uno que resista el uso diario, sea fácil para quitárselo y ponérselo, y sirva como una barrera extra contra el frío.

 

Además, el material que escojas debe abrigarte de las bajas temperaturas, por lo que no es tarea fácil encontrar un recubrimiento que te sea útil. Por ejemplo, quizás te conviene usar tela de forro de satén aunque haga que tu abrigo sea un poco pesado, pero cumple su función principal al abrigarte. De esta forma no necesitas tanta entretela, pero si vives en ambientes muy fríos igual se la puedes agregar.

7-consejos-para-coser-abrigos-2

6- Considera usar tachuelas hechas a la medida

 

Al marcar la lana con tiza puede que se te haga difícil el trabajo, y que no te sirva para guiarte. Y si tú mismo trabajas con tiza sabes que en telas texturizadas ni se ven esas marcas. Por esa razón, es más recomendable usar tachuelas personalizadas para marcar donde van los bolsillos y los ojales.

                                                                                                                                 

En caso de que necesites ayuda puedes echar un vistazo a tu localidad, ya que seguramente vas a encontrar alguien que te pueda apoyar cerca de ti.

 

7- El toque final: los pespuntes

 

Algo que puedes hacer para darle un toque profesional a tu trabajo es hacer pespuntes en el área del cuello, en las solapas y en los bordes centrales. Incluso si tu abrigo no lo requiere, puedes hacer el intento para ver cómo queda, puesto que lo más seguro es que se vea mejor.

 

Cuando termines tienes la opción de aplicar vapor alrededor del área con pespuntes, además de usar un badajo para nivelar los bordes lo más posible.

 

Al aplicar todos estos consejos, vas a tener un abrigo cómodo y hecho a tu gusto. Del mismo modo, irás perfeccionando tus habilidades con la costura, al poner en práctica diferentes técnicas y métodos que te servirán más adelante.

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen
Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre